lunes, 14 de marzo de 2016

Zaragoza, Ciudad Antirrumores

Zaragoza cuenta desde hoy con el "Manual Zgz Ciudad Antirrumores", un documento que permitirá luchar contra la discriminación de los inmigrantes y que sienta las bases para potenciar la convivencia entre diferentes colectivos mediante la supresión de estereotipos y prejuicios.

Este manual, impulsado por la Fundación Federico Ozanam, la organización Sos Racismo y la Casa de las Culturas, pretende acabar con los rumores sobre los inmigrantes, arraigados entre los zaragozanos y que muchas veces no se ajustan a la realidad, según han informado sus creadores en el acto de presentación hoy en Zaragoza.



El manual, que cuenta con un total de 86 páginas y que estará disponible en la página web municipal, se divide en diferentes bloques temáticos, como convivencia, servicios sociales, economía y empleo, salud, educación o comercio.

La vicealcaldesa, Luisa Broto, que también ha asistido a la presentación, ha señalado que se trata de una herramienta muy útil para personas y colectivos que trabajan en el ámbito de lo social, aunque todos los zaragozanos pueden aprender de él.

El manual tiene en su punto de mira el "microrracismo", que los ciudadanos toleran diariamente y que daña enormemente la convivencia, ha asegurado José Manuel "Seve" Latorre, de la Fundación Federico Ozanam.

Además de la creación del manual, estas organizaciones han puesto en marcha una campaña formativa mediante el curso Agente Antirrumor, una iniciativa que persigue implicar a los ciudadanos para acabar con los estereotipos existentes en la sociedad que discriminan a los inmigrantes.

Este curso aborda tres aspectos centrales de la propagación de rumores y la creación de estereotipos que son la doble discriminación de las mujeres inmigrantes, las normativas de extranjería que pueden provocar discriminación y el papel de los medios de comunicación.

El curso tiene una duración de nueve horas y actualmente hay tres convocatorias abiertas, una dirigida a personas que trabajen en el ámbito social en instituciones públicas, otra destinada a empleados de asociaciones y una última pensada para voluntarios y población en general.



No hay comentarios:

Publicar un comentario