martes, 19 de mayo de 2015

La tan solidaria labor de los cuidadores del Programa de Apoyo al Cuidador






Actualmente, nuestra sociedad ve como el número de personas en situación de dependencia con patologías de demencia va en aumento. Estas enfermedades hacen que nuestros familiares tengan alteraciones conductuales que, la mayoría de las veces, no sabemos cómo manejar. Como cuidadores, sufrimos viendo como la persona a la que queremos y cuidamos deja de ser la persona que un día conocimos.

Es una realidad que impera, y que a veces nos hace vulnerables a la hora de sobrellevar síntomas de la propia enfermedad, como las repeticiones de ideas y ocultación de objetos por problemas de memoria, los delirios, las alucinaciones, la irritabilidad o agresividad, los continuos cambios de humor, los trastornos del sueño, las alteraciones sexuales, etc.

El Programa de Apoyo a Cuidadores familiares es un proyecto gratuito que la Fundación Federico Ozanam ofrece a todo aquel cuidador que lo necesite, sea usuario o no de nuestros servicios, y que nace con la idea de brindar apoyo psicológico, aportando herramientas para favorecer el bienestar del cuidador, dando información sobre todos los aspectos del cuidado y proporcionando, a su vez, formación técnica para el manejo de situaciones provocadas por la alteración de conductas. Con este fin, se realizan grupos de apoyo en los que se aprende cómo actuar en situaciones conflictivas de convivencia con una persona con demencia, y a saber qué hacer o no hacer, o qué decir o no decir en momentos complicados.

Hoy queremos compartir la tan solidaria labor de unos cuidadores, participantes todos ellos de los grupos formativos, que han llevado a cabo un trabajo práctico en lo que hasta hoy es una experiencia única.
Se trata de un trabajo audiovisual basado en un “role playing”, una técnica a través de la cual se simula una situación que se puede presentar en la vida real, y buscamos la respuesta más acertada en ese mismo momento. El objetivo es improvisar la forma de actuar y las decisiones que tomarían cada uno de los personajes en situaciones diferentes.





Lo que se ha intentado es que, mediante situaciones de “teatro” grabadas con cámara, con historias previamente redactadas, los propios cuidadores actúen de manera improvisada en la primeras reacciones usuales a la hora de confrontar una situación estresante de cuidado con una persona que tiene deterioro cognitivo. A partir de ahí la escena se para, y se va reconduciendo la situación, trabajando sobre aquellos aspectos relacionados con la comunicación y la conducta que se podrían mejorar. Este trabajo se realiza a través de las improvisaciones de los cuidadores, poniendo siempre en práctica la formación adquirida en las sesiones de grupo en las que han participado previamente.

Este fue, ha sido y será un trabajo ilustrador y sobre todo muy didáctico, en el que se busca aprender a manejar alteraciones conductuales, como los que muestra el video, y que servirá de apoyo a futuros grupos…

… Porque nos ayuda a ponernos en el lugar de la persona enferma favoreciendo la empatía

… porque nos ayuda a mejorar la perspectiva social de la enfermedad

… porque nos ayuda a resolver situaciones de conflicto diario y de convivencia con una persona con deterioro cognitivo

… y porque lo pasamos bien mientras aprendemos!

Y es que el humor, tratado siempre con mucho respeto, es una herramienta muy útil para encarar situaciones que nos crean dificultad en la vida.

Como colofón al trabajo realizado, el pasado miércoles, 13 de Mayo, se llevó a cabo el visionado de este trabajo audiovisual, al que asistieron muchos cuidadores, familiares de usuarios de la Fundación Federico Ozanam y otros que no lo son. Todos pudimos disfrutar viendo cómo se puede aprender a manejar situaciones de convivencia estresantes de una manera didáctica y divertida.

Siento que con estas líneas no alcanzo del todo a transmitir la emoción y la esencia de toda la ilusión, humor y creatividad que en el momento de grabar el video se vivió. Es un magnífico trabajo realizado por cuidadores que sufren, pero que viven, que quieren vivir y seguir aprendiendo para mejorar su calidad de vida y en definitiva, la de toda la familia y su entorno.

Ellos son los verdaderos protagonistas de este evento. Quisiera destacar por encima de todo, la gratitud y admiración que siento por ellos, por quitarse el disfraz de la vergüenza y decir “sí “ de entrada a la propuesta de hacer este trabajo.

GRACIAS a cada uno de vosotros, a los actores, y a los que ahí estuvisteis animando y participando… por la actitud de querer aprender aún en circunstancias de agotamiento físico y psicológico.

GRACIAS por la envidiable fuerza de voluntad y humor que habéis desarrollado para hacer este trabajo tan bonito. Una experiencia única, que seguro que ninguno de los que ahí estuvimos olvidaremos.

ES UN PLACER TRABAJAR CON VOSOTROS CUIDADORES, PORQUE CADA DÍA APRENDO DE VOSOTROS.

Quisiera hacer una mención especial…

*A ENRIQUE LABIANO, operador de cámara que, de manera voluntaria, ha colaborado con nosotros en este trabajo y que, gracias a su cercanía en el trato y a su profesionalidad, ha hecho que los cuidadores se sintieran cómodos, rompiendo la barrera de la vergüenza. Gracias por tu tiempo y por tu calidez.

*Y a todos los cuidadores, protagonistas del video, actores principales, que lo dieron todo en cada escena.

Gracias por vuestro espíritu, interés, valentía, y generosidad:

· ANA MAYANS
· JUAN PALLARUELO
· MARISA GIMENO
· VIRGINIA LACASA
· Mº JOSE PEREZ
· IOSUNE ALVAREZ
· NATIVIDAD BENGOA
· CONCHITA MONFORTE
· ALICIA LAMBAN
· MARIBEL HERRERO
· LAURA LIDÓN
· MANOLA GRACIA


Vanesa Martinez, Psicóloga del Programa de Apoyo al Cuidador de la Fundación Federico Ozanam

No hay comentarios:

Publicar un comentario