lunes, 15 de diciembre de 2014

El inicio de un nuevo viaje ....

Dicen que para aprender un nuevo idioma es necesario tener alguien que te enseñe, aprender un vocabulario básico, y practicar, a ser posible con personas que hablen ese idioma. Este método infalible se está usando como metodología en el taller de Lavandería de la calle San Pablo, donde el grupo que forma el Programa de Cualificación Específica de Lavandería y confección 2014-2015 (PCE) está, de manera simbólica, aprendiendo un nuevo idioma.


Términos tan poco habituales como hilván, pespunte o patrón, anteriormente desconocidos para estos alumnos, son ahora parte de su día a día. Desde la perspectiva de un mundo globalizado, nos proponemos que estos alumnos aprendan herramientas básicas para poder aproximarse al mundo profesional de la lavandería y de la confección. En este primer trimestre hemos avanzado mucho, aprendiendo cosas tan elementales como elegir una tela o saber lavarla. Acercándonos al mundo de la confección, hemos aprendido a coser con dominio en máquinas industriales. Nos dimos cuenta enseguida de que este tipo de máquinas son como un “ferrari ”. Si aprendes a dominar su velocidad, con ellas puedes hacer maravillas. Y eso es lo que han hecho en estos 3 meses: maravillas. Hemos aprendido a hacer variedad de proyectos creativos, como alfileteros, mandiles costureros, fundas, neceseres, monederos, delantales… todo ello hecho con esfuerzo y con buen hacer.  Hemos aprendido a poner cremalleras, a hacer bolsillos, a usar la plancha para mejorar nuestro trabajo, etc.

Realmente, estamos aprendiendo un nuevo idioma. ¡Y practicamos a diario! Queremos practicar con calidad asi que he decidido que este año, junto a estos 2 chicos y 12 chicas, he de iniciar un viaje. Para este viaje no ha sido necesario hacer maleta, ni  siquiera sacar pasaporte. Este viaje consiste en vivir, aprender, sentir. Usamos todas nuestras herramientas para hacer de nuestro aula un lugar único, todo un “laboratorio social” donde nos ponemos a prueba dia a dia, como si de un experimento se tratara. Ponemos a prueba nuestras destrezas, nuestros conocimientos, y sin duda, adquirimos nuevos. Nos miramos al espejo y aprendemos de nuestros errores. En este viaje, alumno y profesor van de la mano. Y no hay nada que satisfaga mas a un maestro.

Marta, Profesora de PCE Lavandería y Confección

No hay comentarios:

Publicar un comentario