lunes, 16 de diciembre de 2013

Motivación para la mejora de la empleabilidad

El pasado mes de noviembre, desde el Servicio de Orientación de la Fundación Federico Ozanam,  impartimos un taller de motivación con las personas que participan en los programas PIL (Programa de Inserción Laboral) y PIMEI (Programa Integral para la mejora de la Empleabilidad y la Inserción) de mejora de la empleabilidad. Hicimos dos sesiones, uno dirigido a mayores de 45 años y otro dirigido a jóvenes menores de 30 años.

Consideramos que un taller de motivación consiste en algo así como salir de la dinámica diaria de búsqueda activa de empleo e invertir un tiempo para la reflexión, para que nadie nos diga lo que tenemos o no que hacer ni cómo debemos o no ir a los sitios, sino que nos inviten a mirarnos dentro y observar cuál es nuestro estado de ánimo respecto a la búsqueda de un empleo, cuál es nuestro nivel de certeza respecto a que vamos a encontrar el empleo que buscamos… algo que consideramos fundamental y que debido a que no supone una acción en el exterior, tantas veces se nos olvida.


En esta ocasión, lo que se propuso fue realizar un paralelismo entre algunos indicadores de éxito de una empresa e incorporarlos a nuestra reflexión personal:

  • Equipo: contar con un buen equipo de trabajo es fundamental para tener éxito en el mercado. Consideramos que es fundamental hacer un buen equipo con el orientador profesional que te acompaña en tu proceso de búsqueda de empleo.
  • Misión: cuál es la razón por la que nuestro producto debe estar en el mercado. O lo que es lo mismo, ¿cuál es la razón por la que el mercado laboral no puede permitirse el lujo de no tenernos dentro independientemente de nuestra edad, sexo, raza…?
  • Liderazgo: es fundamental porque el líder debe lograr que los demás le sigan. En este aspecto planteamos un nuevo elemento para la reflexión, ¿cómo nos lideramos a nosotros mismos?, ¿nos dejamos llevar o elegimos qué hacer, cómo hacerlo y por qué hacerlo?
Participar en una charla o un taller de motivación implica que probablemente no obtengamos lo que esperamos, y que nuestras expectativas no se vean cumplidas si lo que esperamos es que nos digan qué es lo que debemos hacer en tal o cual situación, pero si vamos con la mente abierta a que nos sorprendan, seguro vamos a llevarnos claves muy interesantes para la reflexión que harán que ante nosotros se abran nuevas vías de investigación en este momento en el que la única certeza es que es necesario cambiar y hacer las cosas de manera diferente a lo que lo hemos hecho hasta ahora, y que donde hay que cambiar no es en la forma sino en el fondo, no fuera sino dentro.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario