jueves, 25 de octubre de 2012

El Rastrillo Aragón transforma la solidaridad en empleo y formación

"Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,nada es más simple,no hay otra norma:nada se pierde,todo se transforma"

Este es el estribillo de la canción de Jorge Drexler que, con la autorización altruista del autor, sonará en la XXVI edición del Rastrillo Aragón, desde mañana viernes 26 de octubre y hasta el próximo 4 de noviembre en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza.

El Rastrillo, impulsado por la Fundación Federico Ozanam, es posible gracias al trabajo voluntario de más de 850 personas y la colaboración de más de 500 empresas. El esfuerzo de todos ellos, y la solidaridad de los ciudadanos, se ha convertido en un valiosísimo recurso para la obra social de la entidad.

Los fondos recaudados este año se destinarán a tres líneas de acción prioritarias como son los programas de apoyo a la formación de jóvenes sin recursos; la mejora de la atención a personas desempleadas, con actuaciones de orientación profesional y acompañamiento en su proceso de búsqueda de empleo; y el mantenimiento del programa de becas de los Centros para Mayores de la Fundación, para seguir ofreciendo una atención integral a personas mayores con limitaciones físicas, psíquicas y/o sociales, independientemente de su situación económica.


Y todo gracias a que cada año, alrededor de 150.000 zaragozanos contribuyen de forma solidaria, bien sea con la donación de productos o con sus adquisiciones en el Rastrillo. 

Todo está listo para que el Rastrillo Aragón arranque con la ilusión de superar retos solidarios. 

Desde mañan viernes 26 de octubre y hasta el 4 de noviembre, en horario de 11,00 a 21,00 horas la cuenta vuelve a empezar y Zaragoza está invitada a colaborar de la forma más solidaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario