lunes, 13 de agosto de 2012

Una variada oferta de actividades en el Centro de Día CAI Venecia de Ozanam




El Centro de Día CAI Venecia es el único de toda la red de Ozanam, que es exclusivamente Centro de Día, es decir, que no tiene residencia ni otro tipo de alojamiento.
Marta, es su directora. Ella nos cuenta como fueron sus inicios
Recuerdo perfectamente el día en que me habían citado en las Oficinas Centrales de la Fundación Federico Ozanam para hacer la entrevista de trabajo. Era noviembre de 2007. Llevaba 2 años haciendo sustituciones en otras Entidades y había indagado sobre la labor que desempeñaba esta Fundación en la ciudad. Deseaba ser seleccionada para formar parte de la misma, y así fue. Tras varios años ocupando un puesto en otra categoría profesional tuve la oportunidad de cubrir un puesto de Responsable de Centro en 2010, era en la Residencia San Antonio de Padua, en la que llevaba trabajando desde el principio. Y desde entonces, he ido cubriendo las bajas maternales de mis compañeras en puestos de responsabilidad, enlazando una con otra, esta es ya, como Directora del Centro de Día CAI-Ozanam, la quinta. Puedo decir que, me apasiona esta profesión y trabajar por las personas.
Como directora del Centro, ¿qué destacarías de la atención al usuario y porqué consideras recomendable el que los mayores vayan allí?
El Centro de Día CAI-OZANAM, empezó su actividad como tal en Noviembre de 1997, vamos a celebrar el décimo quinto aniversario, y se ha consagrado como referente gracias al trabajo diario, que nos permite poder mejorar día a día, y a todas las personas atendidas, más de 790, que han pasado por nuestras instalaciones a lo largo de estos quince años.
 De la atención al usuario puedo destacar que se proporciona por un equipo formado por profesionales cualificados con muchos años de experiencia en el puesto, y en el Centro. Muchos años dedicados al cuidado y a la atención de las personas mayores, hacen que nuestro Centro cuente con unos trabajadores especializados en ofrecer los mejores cuidados asistenciales y una atención al usuario integral, personalizada y de calidad, con la mayor dedicación y afecto posible.
Recomendaría el Centro de Día a todas aquellas personas mayores que, por sus circunstancias personales y familiares, pueden seguir viviendo en su hogar o conviviendo con su familia, pero necesitan de apoyo para recibir una atención continuada y especializada durante el día, dando así un respiro a los cuidadores principales; y facilitando que estos usuarios puedan seguir viviendo en su entorno familiar el mayor tiempo posible con la mejor calidad de vida, sin que tengan que abandonar su entorno.

Como el Centro que diriges es el único de la Red que es solamente Centro de Día, podrías explicarnos cuantas personas integráis la plantilla y cómo organizáis el trabajo.
El equipo está integrado por auxiliares, Animadora Sociocultural, Fisioterapeuta, Terapeutas ocupacionales, recepcionista, limpiadoras, conductores del transporte, y directora. También contamos con dos personas en cocina que se encargan de la realización diaria de la comida en el Centro. Y se ofrecen servicios de peluquería y podología. Y puntualmente en fechas señaladas, servicios religiosos. En la actualidad se está ofreciendo también, en el centro, un Servicio gratuito de Apoyo a Cuidadores, dirigido por una psicóloga.
En el transcurso del día, conjugamos los cuidados asistenciales de la persona mayor con la realización de actividades ocupacionales, de rehabilitación, lúdicas y culturales, con el fin de mejorar su integración, potenciar sus capacidades, aumentar su grado de socialización y evitar o retrasar su ingreso en una residencia.

Imagina que yo soy una usuaria potencial que, de forma individual, me acerco al Centro para interesarme. ¿Qué me encuentro?
Al acercarte a nuestro Centro de Día CAI-OZANAM, te encuentras una variadísima alternativa de actividades abarcando todas las áreas tanto desde las funciones físicas, como cognitivas, de ocio y tiempo libre, de las relaciones sociales, la autosuficiencia, la autoestima...

Cuando un usuario comienza en el centro, nuestra intervención se complementa con una Valoración Gerontológica integral, que consiste en una evaluación previa (social, clínica, funcional, y cognitiva). La valoración permite además de un diagnóstico, poder establecer el Plan de Atención Individualizado, en el cual se deciden las actuaciones más oportunas a realizar a cada uno de ellos, fijando objetivos, y programas con los que se van a trabajar: desde el tratamiento para una adecuada rehabilitación, de mantenimiento que permitan ralentizar el proceso de deterioro en curso, o tanto en cuanto, desde una perspectiva preventiva.
 Además llevamos un seguimiento de la evolución de los usuarios por parte de todas la profesionales.

¿Cómo es una jornada en el Centro de Día Venecia.?
La jornada del día a día se desarrolla con una amplia variedad de actividades dirigidas a mantener o recuperar el mayor grado de autonomía a través de la estimulación constante, con el fin de prevenir el deterioro físico-psíquico-social mediante programas de tipo terapéuticos, ocupacionales, rehabilitadores y recreativos... en función de las capacidades de cada usuario, evitando en todo momento la pasividad y el aislamiento.

La participación de estas actividades bien puede desarrollarse de manera individual y/o grupal.
Las actividades en el Centro son simultáneas, esto quiere decir que, según grado y nivel, los usuarios van pasando por los diferentes servicios, y a la misma vez mientras unos están con la animadora en la lectura del periódico, otros están con la terapeuta ocupacional haciendo un taller de estimulación cognitiva y otros con la fisioterapeuta recibiendo tratamientos individuales de rehabilitación física. Y en cuanto termina la sesión, los grupos cambian, y los que estaban en una actividad pasan a otra, e inicia un nuevo grupo de taller de estimulación cognitiva, otro de taller de pintura, la gimnasia de mantenimiento... Así van enlazando una actividad con otra hasta la hora de la comida. Luego descansan un ratito para poder reposar y hacer la digestión. Y vuelta a iniciar las actividades correlativas, inicia un nuevo grupo de gimnasia de mantenimiento con la fisioterapeuta, otro taller de estimulación cognitiva con la terapeuta ocupacional, un taller de actividades culturales y lúdicas con la animadora... y así unas tras otras hasta la hora de regresar a sus casas.
  
¿Podrías describirnos el perfil más común de los usuarios del Centro?
El Perfil de la población que atendemos en el Centro de Día es diverso. Son personas mayores autónomas, autónomos con dependencia física leve o dependientes con problemas de pérdida de capacidad funcional (bien de origen físico, psíquico, o de ambos).

Es decir, tanto personas que son todavía autónomas para la realización de las actividades básicas de la vida diaria, para lavarse, vestirse, etc. que pueden tener dificultades para las actividades instrumentales de la vida diaria tales como la realización de las compras, la limpieza de la casa, la elaboración de la comida... y que podrían estar en riesgo de perder su autonomía personal a causa de patologías médicas diversas, riesgo de caídas, situaciones depresivas, soledad, pérdida reciente del cónyuge, edad muy avanzada, etc.

Como personas que no son autónomos para la realización de las actividades básicas de la vida diaria y precisan apoyo de tercera persona para alguna o algunas de ellas, pero que mantienen en ocasiones un estado mental satisfactorio.

O también acuden al Centro de Día personas con grados de demencia en fases iniciales o moderadas, que por lo general todavía conservan –en mayor o menor grado– una capacidad funcional relativamente buena y precisan ayuda habitual ligera o bien supervisión para la realización de las actividades de la vida diaria.

Asimismo, en el centro también damos servicio a usuarios con graves dificultades para realizar las actividades instrumentales de la vida diaria e incluso que necesitan ayuda permanente en la realización de las tareas básicas para su cuidado personal.

¿Cuáles son las actividades favoritas de los usuarios? Hay alguna que os distinga del resto de Centros.
Entre las actividades favoritas de los usuarios están las que se realizan con música, la psicomotricidad y las actividades de ocio como es el Bingo.
La psicomotricidad les gusta, sobretodo, porque es una combinación de ejercicios adaptados a ellos en los que se implican tanto los factores cognitivos como los físicos (equilibrio, coordinación...), y además se introducen materiales de colores, que incentivan la espontaneidad, como pueden ser pelotas, aros, picas, obstáculos, globos, pañuelos, cuerdas, conos, canastas... y les resulta realmente divertida. Además como se trabaja en grupo no dejan de interactuar con el resto de compañeros. Estas sesiones se llevan a cabo los viernes y  están dirigidas tanto por la fisioterapeuta como por la terapeuta ocupacional.
Algunas actividades que nos puedan distinguir del resto de Centros son los Paseos por el Canal, y las salidas a exposiciones que se realizan con bastante asiduidad.
Resaltar que estos días con motivo de las Olimpiadas, en el Centro se están llevando a  cabo actividades relacionadas, desde la decoración con los cinco aros de colores, la antorcha, diferentes dibujos temáticos relacionados con deportes que compiten en las Olimpiadas, como talleres temáticos de la práctica de esos deportes, y un Circuito Olímpico en el que ellos han podido participar.
Además anteriormente a esto, los usuarios que asisten a laborterapia pudieron realizar un mural veraniego, el cual vino, en pleno desarrollo, a grabar ZTV.

¿Tenéis personal voluntario? ¿Qué tareas realiza?
Tenemos voluntarios, que suelen venir un par de días a la semana un par de horitas y realizan tareas de acompañamientos, paseos, charlas...

En todos los Centros se ha destacado la relación de las familias. ¿Cómo es en el tuyo, Marta?
La persona mayor y su familia son el eje central  de la atención que prestamos. Por ello la gran importancia que adquiere en el Centro de Día la relación con las familias, como apoyo, que podemos considerarnos, de los cuidadores.

El trabajo que desempeñamos en el Centro es un trabajo en equipo con la familia, nada se desarrolla al margen de esta. Tan necesaria es la proximidad a ella, que cualquier cambio de situación del usuario nos atañe a todos.
Además, nos ofrecemos como referencia para las familias como asesores en las dudas que puedan tener relacionadas con las tareas de cuidado o de ayuda de cómo resolver conflictos que se produzcan entre la familia y el usuario.

Si tienes alguna anécdota simpática que quieras contarnos.
Os cuento una anécdota que me recuerda una de mis compañeras.
Un día entró una mujer nueva al Centro de Día, y como es habitual en el primer día, se les va presentando al resto de los compañeros del centro... pues a esta mujer nueva le presentan a otra como que es más antigua y lleva más tiempo... y la nueva usuaria ¿qué hace? juntarse a ella y seguirla en todo lo que iba haciendo a lo largo de su estancia en el Centro, ya que como es más antigua sabe qué es lo que hay que hacer en la rutina del día a día... Resulta que la usuaria más veterana, era de ese perfil de personas que les da por deambular todo el rato... Al acabar la jornada, mi compañera le pregunta a esta nueva usuaria que qué tal había pasado el día, y a lo que ésta le responde: “si llego a saber que había que andar tanto, no vengo”

Muchas gracias, Marta, por tu claridad y amabilidad y enhorabuena por el gran trabajo que lleváis a cabo.
Localización:
C/ Venecia, 32-34
50007-Zaragoza.
Teléfono: 976 278 508 / 976 270 667
Horario:
Lunes a sábado 10:30 h. a 19:30 h.
Otros datos:
También se puede obtener información dirigiéndose a la sede social de la Fundación Federico Ozanam en c/ Ramón y Cajal, 24 en Zaragoza. Teléfono: 976 443366 (www.ozanam.com / informacionmayores@ozanam.com )

No hay comentarios:

Publicar un comentario