lunes, 20 de agosto de 2012

La importancia de conocer a la persona en los Centros de Día

Raquel trabaja con Natalia en los servicios de Terapia Ocupacional del Centro de Día que la Fundación tiene en la calle Venecia.

Su recorrido por la casa también es largo y variado. Lleva 7 años trabajando para Ozanam. Primero empezó en la residencia de San Antonio, después trabajó unos meses en La Magdalena y, finalmente llego al Centro de Día del que estamos hablando, en el que valora "el trato con las personas y el sentir que lo que haces es importante y satisfactorio para ellos"

Como es lógico, Raquel coincide con su compañera Natalia en todo lo relacionado con la forma de trabajar, los criterios a la hora de diseñar el plan de actividades de cada usuario, etc. Pero nuestra conversación con ella nos sigue aportando información de interés y, sobre todo, nos muestra una vez más, el gran trabajo de coordinación entre los profesionales de la Fundación, la implicación y relación con las familias y el entusiasmo y fuerza de todo el equipo en los Centros de Ozanam.

La mayoría de los profesionales de los Centros de la Fundación son jóvenes de edad, pero expertos en su profesión. Muchos de ellos llevan varios años y han recorrido numerosos centros, lo que permite tener una visión y un conocimiento muy amplios tanto de su trabajo, como de la casa.

Aprovechar las capacidades residuales de nuestros mayores y conseguir el mayor bienestar posible para ellos es un objetivo que vemos continuamente cuando escuchamos a los profesionales como Raquel que nos cuenta "es cierto que con la edad nos cuesta más aprender cosas nuevas. Por eso debemos "entrenar" nuestra mente al igual que podemos hacer con nuestro cuerpo. Nuestro principal objetivo es estimular la mente para evitar que aparezca o que avance rápidamente el deterioro cognitivo. Hay casos, sobre todo de deterioro leve, como comienzo de demencia o estados depresivos, en los que se puede mejorar mucho a nivel de atención, concentración, etc., que influye en una mejoría en la memoria"

Charlando con ella volvemos a comprobar que ninguno de los usuarios realiza un programa de actividades al azar "a cada persona se le asigna un grupo de trabajo de características similares a su estado, por lo que tenemos grupos bastante homogéneos en los que se aplica un nivel de ayuda mayor o menor. Sobre todo tenemos en cuenta que nunca debemos exigir a nadie más de lo que sus capacidades le permitan realizar para evitar que aparezca la frustración"

La Terapia Ocupacional ayuda a los mayores a superarse dentro de sus posibilidades y también refuerza la actividad dentro del grupo, tal y como nos explica Raquel "En cada sesión se fomenta la participación, la comunicación con otras personas y ellos mismos intercambian consejos, se ayudan si cometen algún error, y acogen a los nuevos usuarios"

En cuanto a las actividades favoritas, Raquel amplia la lista "Les gustan los ejercicios de laborterapia, adivinanzas, recreación de compras y manejo del dinero, actividades de cálculo, construcciones, etc. Hay para todos los gustos"

Lo que está claro es que nuestros mayores están en buenas manos y que, con Natalia, Raquel y el resto de profesionales de Ozanam reciben los mejores cuidados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario