jueves, 14 de junio de 2012

Memoria 2011. Empleo: recursos y actitud





La Fundación centra sus programas en formación ocupacional, con especial atención a jóvenes con fracaso escolar procedentes de familias en situación de exclusión social; y personas con bajo nivel de formación o extranjeros que si no no tendrían oportunidad de regularizar su situación. En el Centro Sociolaboral Ozanam se llevaron a cabo el pasado año, un total de 26 acciones formativas en las que participaron 355 alumnos, además de los 597 de 39 nacionalidades diferentes que recibieron formación básica y clases de español.

Además, en programas de formación y empleo, 115 personas se han beneficiado durante el 2011 de programas que implican un contrato laboral y un salario, a la vez que el aprendizaje de un oficio en los Talleres de Empleo.

Por otra parte Ozanam, a través de un convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, gestiona un proyecto de Rehabilitación de viviendas y fachadas del Casco Histórico, mediante el cual, el año pasado 76 personas tuvieron un contrato de trabajo durante un año que les ha permitido formarse en pintura, albañilería, fontanería y electricidad.
Pieza clave en los programas de inserción laboral de la Fundación es la empresa Inserta, destinada a facilitar el acceso al mercado de trabajo de personas en situación o riesgo de exclusión. Centra su actividad en confección industrial, construcción y reforma y servicios de mantenimiento y limpieza. En 2011 han sido 15 las personas que han participado en este programa.

Y en la actualidad uno de los servicios clave para muchas personas es el de Orientación Laboral, donde se presta una ayuda profesionalizada para la adaptación de competencias y reforzar la motivación de aquellos que se encuentran en búsqueda de empleo.

José María Lamana, subdirector de Ozanam, recordó, en la presentación de la memoria 2011, que preocupa el cada vez mayor grupo de desempleados mayores de 45 años, con más de 20 años de experiencia laboral y que no han estado prácticamente nunca en desempleo. El trabajo de la Fundación consiste en ayudarles a centrar de forma adecuada su búsqueda de empleo, manteniendo una actitud proactiva y motivada, y este sentido Lamana ha apuntado "si las personas de 50 años entienden que ya no van a poder volver al mercado de trabajo, esto es un serio problema para nuestra sociedad". Por eso, rompe una lanza contra el mensaje negativo diario para decir que "pese a la coyuntura en la que estamos, se siguen haciendo contrataciones, y eso también lo tiene que saber la gente, para motivarse y no dejar de intentarlo".  En este sentido, a través de la Agencia de colocación de Ozanam se cubrieron 501 puestos de trabajo el pasado año, de ofertas realizadas por 49 empresas diferentes. "Mayormente vinculados al sector servicios y contratos temporales, pero igualmente contratos de trabajo, 500 oportunidades laborales que sí han tenido otras 500 personas, y el objetivo es ese, seguir buscando y seguir encontrando, y es lo que vamos a seguir haciendo siempre con todos los esfuerzos que sean necesarios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario