miércoles, 25 de abril de 2012

¿Que hay de nuevo amigos? Historias del conejo Rafael


Hola amigos. Me llamo Rafael y soy el conejo reportero de la Granja Escuela CAI Torrevirreina.

Como soy un animal muy responsable y hospitalario, siempre me encargo, junto a la perrita Kika, de recibir a las visitas, ya que el resto de mis compañeros, como podréis comprobar, siempre andan despistados jugando y corriendo sin parar.

Me encanta asumir esta tarea de anfitrión. ¡Me hacen tantas caricias! ¡Y me dicen cosas tan bonitas!...: “Rafael, ¡que amoroso!” “que pelo más suave”, aunque también os confieso que lo que menos me gusta es que me comparen con los peluches. ¡Con lo expresivo que soy!

En fin, hoy ha venido un grupo de duendecillos y duendecillas a visitarnos y hemos disfrutado de un intenso día de presentaciones, convivencia, intercambio y emociones.

Mis compañeros Pinki y Binki, un poco marranetes la verdad, han cautivado a Enrique, que a sus 3 añitos, dice que le fascinan todos los animales, pero sobre todo los cerditos porque les gusta jugar con el barro. También Eduardo y María de 4 años ha sucumbido a sus “encantos”, el primero ha declarado “me gusta el cerdo, porque mete el morro en el barro y se mancha mucho" y la segunda, estaba entusiasmada porque, según sus propias palabras “he tocado un cerdito ha movido el rabo porque estaba muy contento"

En nuestro recorrido por la granja, nos hemos cruzado con mi tímida amiga la tortuga a la que Ángela, de 3 años, no ha dudado en coger en brazos y, sorprendida, ha gritado: "la casa que lleva a cuestas es muy muy dura".

Mientras tanto, el pequeño duendecillo de 3 añitos Luis, jugaba con las gallinas y expresaba su admiración “Me gustan mucho porque ponen huevos y hacen ruidos muy divertidos". No me extraña, porque estas plumíferas están un poco locas, igual que su amigo el gallo, que con su ¡quiquiriquiiiiii! Consigue que Mateo, un experto granjero de 4 años, se “parta de risa”

Mientras, Claudia de 3 años, se daba un paseo y le decía a todo el mundo: "Me gusta montarme en Layla, la pony" y la dulce Irene, de 3 años, se entretenía dando de comer a la oveja Blanquita que, abusando de la confianza de la pequeña, ¡le ha chupado la mano!

Cherry y Perry han hecho una gran amistad con Iñaqui, quien, con tan solo 4 años, demuestra una gran valentía: "Me gustan las cabras porque tienen cuernos muy muy grandes"

Y es que mis compañeros de granja siempre conquistan a nuestros visitantes. Tengo que reconocer que, aunque a mí en ocasiones me ponen nervioso con sus carreras y ruiditos, con los niños y niñas son adorables y disfrutan muchísimo en su compañía.

A mí personalmente, perdón, quería decir conejamente, me apasiona acompañar a los pequeños por la granja y ver como algunos, descubren su vocación al visitarnos. Como ejemplo, Teresa y Marcos, de 3 años. Ella se despedía diciendo muy convencida “He podido pintar las plantas y los animales, yo de mayor quiero ser pintora" y él, seguro que contribuirá a la repoblación forestal porque afirmó con un tono muy serio, "Me gusta plantar arbolitos porque me gusta mucho jugar con la tierra"

¡Gracias, duendecillos! Mis compañeros y compañeras de la Granja nos hemos divertido un montón. ¡Volved cuando queráis y contárselo a vuestros amigos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario