jueves, 29 de marzo de 2012

28 de marzo de 2012: un día dedicado al Voluntariado en Ozanam




Ayer fue un día de encuentro en la Residencia CAI-Ozanam Oliver, en el que voluntarios que llevan muchos años colaborando con la Fundación Ozanam intercambiaron impresiones y reflexiones con otras personas que se van acercando ahora tanto a la entidad, como a esta extraordinaria experiencia.

El Presidente de la Fundación, Enrique Santamaría, en su intervención,destacó y agradeció la labor voluntaria compartiendo estas palabras de Antonio Machado: Moneda que está en la mano quizá se deba guardar; la monedita del alma se pierde si no se da.

Ricardo, responsable de los pisos de acogida para menores en Ozanam y voluntario desde siempre, ayudó a trazar las líneas que definen el voluntariado y animó al auditorio a buscar dentro de sí para descubrir sus motivaciones y compartirlas.

Pero lo que más sorprendió a la platea fueron las palabras de los propios voluntarios. Como Carmen cuando contó que, además de organizar charlas y cuntacuentos en la residencia de Oliver, hace unos días cantó canciones de cabaret acompañada con una guitarra. Este gesto fue como un regalo para los residentes, pero ella insistía en que: “No sé que les he transmitido yo, pero lo que me han dado ellos a mí cuando los he visto emocionados, con las lagrimas, mientras me aplaudían no lo puedo ni contar”.

O Pilar, que con sus 82 años aprovechó la ocasión para lanzar la propuesta de montar un coro entre todos, e ir a cantar por los centros de Ozanam, así que la sesión se cerró de la manera más espontánea y simpática que os podéis imaginar: con pruebas de canto entre croquetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario